Merlot
Artículos

¿Cuáles son los vinos típicos de Sudáfrica y dónde se producen?

Guía de vinos de Sudáfrica

Si ha pasado algún tiempo en la sección de vinos de su tienda de comestibles local, probablemente habrá visto algunas ofertas de Sudáfrica. En los últimos diez años, el país se ha hecho famoso por su ecléctica variedad de vinos y sus precios razonables.

La geografía de Sudáfrica ha atraído a los viticultores durante mucho tiempo. Grandes ciudades portuarias como Ciudad del Cabo han visto ir y venir vinos de sus costas desde el siglo XVII. Al principio, eran los holandeses quienes lideraban el esfuerzo enológico local, plantando viñedos y produciendo vinos medios en el mejor de los casos. A menudo eran dulces y muchos agricultores optaban por la alfalfa en lugar de la uva para alimentar una próspera industria de plumas de avestruz en aquella época.

Aun así, en los primeros tiempos, Sudáfrica tenía demasiado vino. Algunas fuentes mencionan que incluso había un lago de vino, resultado de que los productores vertían su trabajo en los ríos cuando tenían demasiado para vender. No se trataba tanto de que hubiera demasiadas bodegas como de que hubiera demasiados viñedos con tipos de uva muy productivos, como la Cinsault. Con el tiempo, el país consiguió controlar la oferta y la demanda mediante un sistema centralizado llamado KWV (que desde entonces ha sufrido algunas reestructuraciones).

Regiones vinícolas de Sudáfrica

Uno de los aspectos más apasionantes del negocio del vino es la fiabilidad con que refleja los cambios sociales y políticos. La imagen de las razas mezcladas de la población sudafricana haciendo cola pacientemente bajo el sol ardiente para votar juntas por primera vez puede que sea el espectáculo más conmovedor de nuestras vidas. En cuanto Nelson Mandela llegó al poder y el apartheid pasó a la historia, los amantes del vino de todo el mundo tuvieron que revisar los hábitos de toda una vida y empezar a interesarse positivamente por las exportaciones sudafricanas, antaño vilipendiadas, de las cuales el vino, con su etiquetado a la vista de todos, es la más obvia.

LEER MÁS  Degustación y maridaje de vino

Para los productores de vino sudafricanos, las transformaciones de 1993 y 1994 anunciaron una era de prosperidad potencial, con la apertura casi de la noche a la mañana de mercados de exportación antes vetados, pero también crearon el reto de ver sus vinos expuestos a la competencia internacional. Uno de los resultados del prolongado aislamiento de Sudáfrica fue que los consumidores de vino, los comentaristas y los productores parecían estar casi enfermizamente obsesionados por los resultados detallados de las catas comparativas.

Mejor vino de Sudáfrica

La historia del vino sudafricano se remonta a 1659, cuando su fundador y gobernador Jan van Riebeeck produjo la primera botella en Ciudad del Cabo. El acceso a los mercados internacionales propició nuevas inversiones en el mercado vinícola sudafricano. La producción se concentra en torno a Ciudad del Cabo, con importantes viñedos y centros de producción en Constantia, Paarl, Stellenbosch y Worcester. Existen unas 60 denominaciones dentro del sistema de Vinos de Origen (WO), implantado en 1973 con una jerarquía de regiones, distritos y barrios de producción designados. Los vinos de la DO sólo pueden contener uvas de la zona de origen específica. Los vinos de «viñedo único» deben proceder de una zona delimitada de menos de 6 hectáreas. Un «vino de finca» puede proceder de fincas adyacentes si se cultivan juntas y el vino se produce in situ. Un «ward» es una zona con un tipo de suelo o clima distintivo y equivale aproximadamente a una denominación de origen europea[1].

Las raíces de la industria vitivinícola sudafricana se remontan a las exploraciones de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, que estableció una estación de abastecimiento en la actual Ciudad del Cabo. Un cirujano holandés, Jan van Riebeeck, recibió el encargo de dirigir la estación y plantar viñedos para producir vinos y uvas. Con ello se pretendía evitar el escorbuto entre los marineros durante sus viajes por la ruta de las especias hacia la India y Oriente. La primera vendimia se realizó el 2 de febrero de 1659 (según consta en el diario de Van Riebeeck), siete años después del desembarco en 1652[2][3] El hombre que sucedió a Van Riebeeck como gobernador del Cabo de Buena Esperanza, Simon van der Stel, intentó mejorar la calidad de la viticultura en la región. En 1685, compró una gran finca de 750 hectáreas (1.900 acres) en las afueras de Ciudad del Cabo, estableciendo la finca vinícola de Constantia. Tras la muerte de Van der Stel, la finca cayó en el abandono, pero en 1778 fue adquirida por Hendrik Cloete[4].

LEER MÁS  Vino blanco dulce y floral

Historia de la comida sudafricana

La historia del vino sudafricano se remonta a 1659, cuando su fundador y gobernador Jan van Riebeeck produjo la primera botella en Ciudad del Cabo. El acceso a los mercados internacionales propició nuevas inversiones en el mercado vinícola sudafricano. La producción se concentra en torno a Ciudad del Cabo, con importantes viñedos y centros de producción en Constantia, Paarl, Stellenbosch y Worcester. Existen unas 60 denominaciones dentro del sistema de Vinos de Origen (WO), implantado en 1973 con una jerarquía de regiones, distritos y barrios de producción designados. Los vinos con DO sólo pueden contener uvas de la zona de origen específica. Los vinos de «viñedo único» deben proceder de una zona delimitada de menos de 6 hectáreas. Un «vino de finca» puede proceder de fincas adyacentes si se cultivan juntas y el vino se produce in situ. Un «ward» es una zona con un tipo de suelo o clima distintivo y equivale aproximadamente a una denominación de origen europea[1].

Las raíces de la industria vitivinícola sudafricana se remontan a las exploraciones de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, que estableció una estación de abastecimiento en la actual Ciudad del Cabo. Un cirujano holandés, Jan van Riebeeck, recibió el encargo de dirigir la estación y plantar viñedos para producir vinos y uvas. Con ello se pretendía evitar el escorbuto entre los marineros durante sus viajes por la ruta de las especias hacia la India y Oriente. La primera vendimia se realizó el 2 de febrero de 1659 (según consta en el diario de Van Riebeeck), siete años después del desembarco en 1652[2][3] El hombre que sucedió a Van Riebeeck como gobernador del Cabo de Buena Esperanza, Simon van der Stel, intentó mejorar la calidad de la viticultura en la región. En 1685, compró una gran finca de 750 hectáreas (1.900 acres) en las afueras de Ciudad del Cabo, estableciendo la finca vinícola de Constantia. Tras la muerte de Van der Stel, la finca cayó en el abandono, pero en 1778 fue adquirida por Hendrik Cloete[4].

LEER MÁS  Vino blanco dulce

Related posts

¿Cuáles son los vinos típicos de Portugal y dónde se producen?

Ramón

Cata de vino por marcas y productores

Ramón

Vino espumoso seco

Ramón
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad