Merlot
Artículos

Vino de agricultura biodinámica

Bodega Maysara

«La agricultura biodinámica no cambiará un vino de 80 puntos en uno de 100, pero expresará el lugar de una forma muy bonita y expresará lo que el lugar tiene que decir». En las bodegas Robert Hall, fundadas en 1999 por el difunto empresario Robert Hall pero propiedad ahora de O’Neill Vintners & Distillers, están llevando a cabo un ensayo comparativo en sus tres viñedos de los distritos de Geneseo y Estrella, y compartiendo los resultados con la comunidad vitivinícola en general mediante «jornadas de campo» mensuales. El ensayo está dirigido por Caine Thompson, director gerente de Robert Hall Winery, y Marty Spate, vicepresidente de viticultura y vinificación, con Philippe como consultor biodinámico: «Es uno de los estudios más transparentes que conozco en el mundo», afirma Philippe. El estudio, de tres años de duración, comparará «todos los aspectos de la viticultura regenerativa frente a las técnicas de viticultura sostenible» y realizará un seguimiento y una medición:

¿Es real el vino biodinámico?

Puede encontrar vinos biodinámicos en Estados Unidos, Francia, Alemania, España, Italia, Europa del Este, Chile, Argentina, India y Australia. Quienes creen en esta filosofía piensan que los vinos son más característicos del «terroir» donde se originan.

¿Por qué es mejor el vino biodinámico?

«La biodinámica ofrece la capacidad de permitir una expresión clara de las uvas y, en última instancia, del vino, y queremos hacerlo sin depender de una variedad de fungicidas y herbicidas que pueden oscurecer la claridad del producto y su procedencia».

¿Es el vino biodinámico un vino natural?

Es raro que vuelva de una bodega sin vino. Más raro aún: volver con una cesta de huevos y una piedra sin vino. Pero el propósito de mi visita a Quintessa, en la AVA de Rutherford, en el Valle de Napa, era experimentar la viticultura biodinámica en la práctica.

LEER MÁS  Enología

«Creo que Napa se adapta bien a las prácticas biodinámicas», afirma Rebekah Wineburg, viticultora y enóloga de Quintessa. «Nuestra combinación de baja presión de enfermedades y cultivo de alto valor hace que, en mi opinión, sea una obviedad. Como mínimo, anima a los viticultores a cortar la dependencia de los herbicidas y empezar a trabajar con el compost y el objetivo del equilibrio en el viñedo.»

Rudolf Steiner introdujo la idea de la biodinámica en la Alemania de 1924, en una época en la que, debido a la devastación de la primera guerra mundial (y pronto de la segunda), en la agricultura primaba la cantidad sobre la calidad. Los fertilizantes químicos y los pesticidas se convirtieron en la norma, mermando enormemente la salud y la fertilidad de los suelos, las plantas y los animales.

En 1928 se creó la certificación biodinámica Demeter. Hoy en día, es la certificación de agricultura biodinámica más extendida en el mundo, y establece normas tanto para la agricultura como para el bienestar animal y social.

Beneficios del vino biodinámico

El interés por los vinos ecológicos, biodinámicos y naturales está en su punto álgido. En la Wine Shoppe tenemos y seguimos promocionando muchos vinos que pueden describirse con estos términos.    Pero, ¿qué significan realmente estos términos?    Con un proceso de certificación escaso o inexistente para estos vinos, a veces es difícil saber qué se está comprando.    Como consumidor interesado en descubrir de qué va todo este alboroto, lo mejor que puede hacer es adquirir unos conocimientos básicos sobre el significado real de estos términos.    Empecemos por lo básico:

Los vinos biodinámicos son los que se elaboran empleando métodos biodinámicos tanto para cultivar la fruta como durante el procesamiento posterior a la cosecha.    La agricultura biodinámica es una forma de agricultura alternativa muy similar a la agricultura ecológica, pero incluye varios conceptos esotéricos extraídos de las ideas de Rudolf Steiner (1861-1925).    Desarrollado inicialmente en 1924, el suyo fue el primero de los movimientos de agricultura ecológica. Trata la fertilidad del suelo, el crecimiento de las plantas y el cuidado del ganado como tareas ecológicamente interrelacionadas, haciendo hincapié en perspectivas espirituales y místicas.    La producción de vino biodinámico utiliza métodos de agricultura ecológica (por ejemplo, empleando compost como fertilizante y evitando la mayoría de los pesticidas), al tiempo que emplea suplementos para el suelo preparados según las fórmulas de Rudolf Steiner, sigue un calendario de plantación que depende de las configuraciones astronómicas y trata la tierra como un organismo vivo y receptivo.      Los viticultores biodinámicos afirman haber observado sabores más fuertes, claros y vibrantes, así como vinos que permanecen bebibles durante más tiempo. Los vinos biodinámicos son más «florales»

LEER MÁS  Vino de diferentes regiones vitícolas del mundo

Vino biodinámico frente a vino natural

Al igual que el vino ecológico, el vino biodinámico parte de uvas cultivadas sin pesticidas ni fertilizantes sintéticos y se convierte en vino con pocos aditivos, si es que tiene alguno. Pero lo que ocurre en una explotación biodinámica va más allá de lo ecológico. Aquí, los humanos no dirigen el espectáculo, sino que se ven a sí mismos como guías, fomentando la máxima armonía entre todas las formas de vida de la granja. Como resultado, los vinos biodinámicos tienden a ser únicos, llenos del carácter individual y sin diluir de los lugares que los producen.

Viticultura biodinámicaLos viñedos biodinámicos se gestionan según los principios establecidos en la década de 1920 por Rudolf Steiner, un visionario reformador social austriaco que veía la agricultura como una práctica casi espiritual, totalmente alineada con los ritmos de la naturaleza. Sus directrices constituyen el núcleo de la Norma Demeter para Granjas Biodinámicas®, que establece el camino hacia la certificación biodinámica. Algunas prácticas clave:Seguir a la naturalezaLos viticultores prestan atención a cómo las fases del sol y la luna afectan al crecimiento de la vid, podando y vendimiando según los tiempos de la naturaleza y no según los incentivos del mercado. El trabajo manual en el viñedo es la norma, en lugar del mecanizado.Fomentar la biodiversidadEn lugar de limitarse a cultivar uvas, los viticultores también plantan hierbas, trébol y gramíneas silvestres entre las vides. Estas plantas adicionales ayudan a aflojar el suelo, atraen a insectos y pájaros beneficiosos y contribuyen a nutrir a miles de millones de microorganismos del suelo, la clave de una tierra vegetal rica y de la salud general del viñedo.Dirigir el sistema desde dentroLos viñedos biodinámicos se gestionan como organismos vivos autosuficientes que crean su propia vitalidad. No se transportan abonos ni fertilizantes desde el exterior. Para alimentar sus vides y controlar las plagas, los viticultores biodinámicos recurren a una docena o más de «preparados»: abonos y pulverizaciones especiales elaborados con plantas y estiércol de animales criados in situ. A veces, las gallinas también ayudan a controlar las plagas.

LEER MÁS  Vino rosado dulce y floral de la región de Ribera del Duero

Related posts

¿Cuántos tipos de vinos hay y cuáles son?

Ramón

Cata y clasificación de vino

Ramón

Uva Pinot Noir

Ramón
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad