Merlot
envejecimiento

Cómo hacer que el vino tenga más potencia con el tiempo

Proceso de fermentación del vino paso a paso

1 sobre puede ser demasiado para la botella que estás haciendo, así que es mejor AÑADIR 1/5 del mismo primero y añadir el resto más tarde cuando tu vino de frutas no esté burbujeando lo suficiente durante la segunda fermentación.

Esta receta de vino destaca por ser la más sencilla y fácil de hacer. A diferencia del vino de frutas, no tienes que esperar meses antes de poder disfrutar de lo que has hecho. Puedes sorber y vinificar en sólo 7 días.

Al cabo de 3 días, las burbujas deberían esfumarse y dejar de burbujear. Pero, en caso de que no veas ninguna burbuja, puedes poner la oreja al lado para escuchar. Si no hay suficientes burbujas, añade 1 cucharada de nutriente de levadura.

Una vez transcurridos los 5 días, es hora de guardarla. El mejor lugar es una habitación fresca y oscura con una temperatura estable y constante. Recuerde que cuanta MENOS LUZ haya, mejor, así que manténgala alejada de la luz directa.

Si tiene un «mal sabor», podría estar contaminado con bacterias o una infección por levaduras, por lo que es importante tener las botellas desinfectadas y el equipo limpio antes de comenzar el proceso de vinificación.

¿Cómo puedo hacer que mi vino sea más potente?

Basta con añadir azúcar al vino durante la fermentación. Asegúrese de que se disuelve completamente y no acaba colgando en el fondo del fermentador. Por cada libra de azúcar que añada a un kit de vino de 6 galones, estará aumentando el alcohol potencial en unas 8 décimas de porcentaje (0,8%).

¿El vino se vuelve más potente con el tiempo?

No, no es así. El porcentaje de alcohol de un vino se determina durante el proceso de fermentación, cuando el azúcar se convierte en alcohol. Una vez finalizado el proceso de fermentación, el nivel de alcohol permanece constante.

LEER MÁS  Cómo elegir la barrica adecuada para envejecimiento del vino

¿Qué hace que el vino sepa mejor con el tiempo?

El vino sabe mejor con la edad debido a una compleja reacción química que se produce entre los azúcares, los ácidos y unas sustancias conocidas como compuestos fenólicos. Con el tiempo, esta reacción química puede afectar al sabor del vino de forma que le confiera un sabor agradable.

Levadura de fermentación del vino

Todos hemos experimentado la alegría de abrir una fenomenal botella de vino sólo para sorprendernos con pequeños cristales en el corcho o partículas suspendidas en el vino. Que no cunda el pánico: esos pequeños cristales se llaman tartratos y son simplemente una señal de cómo se ha elaborado el vino y son inofensivos para usted y para su vino. Los tartratos -o más cariñosamente, «diamantes del vino»- se forman a partir del ácido tartárico, presente de forma natural en todos los vinos y que aporta estructura, equilibrio y sabor.

El ácido tartárico es uno de los tres ácidos principales que se encuentran en las uvas de vino, junto con los ácidos málico y cítrico. Cada tipo de ácido desempeña un papel clave en el proceso de producción del vino y aporta diferentes perfiles de sabor y texturas al vino final. Aunque el ácido málico contribuye a los aromas del vino, es más conocido por su papel durante el proceso de vinificación a través de la fermentación maloláctica. En este proceso, el ácido málico, más fuerte, se convierte en ácido láctico, más suave y blando. Por otro lado, el ácido tartárico es posiblemente el más importante en el vino debido al destacado papel que desempeña en el mantenimiento de la estabilidad química del vino, su color y su influencia en el sabor del producto final.

Cómo hacer que el vino sea menos seco

¡Hola! Soy el Dr. Vinífera, pero puedes llamarme Vinny. Hágame sus preguntas más difíciles sobre el vino, desde los puntos más delicados de la etiqueta hasta la ciencia de la elaboración del vino. Y no se preocupe, no soy un snob del vino: también puede hacerme esas «preguntas tontas» que le da vergüenza hacer a sus amigos frikis del vino. Espero que mis respuestas le resulten educativas, motivadoras e incluso divertidas. Y no olvide consultar mis preguntas más frecuentes y mis archivos completos para ver todos mis clásicos de preguntas y respuestas.

LEER MÁS  Cómo hacer que el vino tenga más elegancia con el tiempo

Aunque es probable que un vino sepa diferente si ha estado abierto un par de días -incluyendo la posibilidad de que el alcohol sobresalga un poco más-, eso no significa que el porcentaje de alcohol por volumen vaya a cambiar. Lo mismo ocurre si se cambia la temperatura de un vino o incluso si se envejece: los porcentajes de alcohol no cambian. Una cosa es la percepción y otra la química del vino.

El contenido de alcohol de un vino se determina durante la fermentación, cuando el azúcar de la uva se convierte en alcohol. Si se abre una botella de vino, se vierte todo en un recipiente poco profundo con un ventilador y se deja evaporar la superficie del vino durante un par de días, es posible que se pueda calcular la diferencia: el alcohol empezará a evaporarse más rápidamente que el contenido de agua del vino. Pero supongo que una vez que se abre una botella de vino, se guarda el vino en su botella, donde hay mucha menos superficie, y se produce mucha menos evaporación, y cualquier cambio de cero a insignificante.

Cómo aumentar el grado alcohólico del vino tras la fermentación

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen los alumnos de mis clases de Introducción al Vino es sobre el vino malo. La gente quiere saber por qué se estropea el vino, cómo se sabe si un vino se ha estropeado y si se puede hacer algo para evitarlo.

Hay muchas razones por las que un vino puede estropearse. Un mal embotellado, la contaminación microbiana y los problemas de almacenamiento son sólo el principio. Cada uno de estos problemas presenta signos específicos, lo que facilita la distinción entre un vino que se ha echado a perder y otro que simplemente no es de su gusto.

LEER MÁS  Cómo hacer que el vino tenga más longitud con el tiempo

Una de las razones habituales por las que el vino se estropea es que, una vez abierto, nadie lo bebió con la suficiente rapidez. (Esto no suele ser un problema en mi casa, créame). Esto se debe a que, en el momento en que se saca el corcho de una botella, el vino empieza a experimentar potentes cambios químicos. Entra oxígeno y el dióxido de azufre, que se añade a casi todos los vinos como conservante, se disuelve en el aire.

En dosis limitadas en el tiempo, la exposición al oxígeno puede hacer que un vino sepa más armonioso y expresivo, subiendo el volumen de sus sabores y suavizándolos. Pero el reloj corre: en tan sólo dos días, la oxidación puede estropear un vino y, muy pronto, este proceso lo convertirá en vinagre. Primero desaparecen los aromas afrutados, luego sus sabores se vuelven apagados y planos, con un borde agudo o amargo, y el color cambia. Los vinos blancos se oscurecen y se vuelven parduscos; los tintos se vuelven más claros y marrones. Pronto, un vino que antes olía a manzanas o cerezas puede oler a vinagre o sidra.

Related posts

Cómo hacer que el vino tenga más profundidad con el tiempo

Ramón

Cómo hacer que el vino tenga más longitud con el tiempo

Ramón

Cómo hacer una bodega casera para envejecimiento del vino

Ramón
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad