Merlot
clasificacion

Cómo clasificar el vino por su longitud

¿Qué es un vino de cuerpo medio?

Aunque son raros los casos en que los profesionales discrepan sobre la calidad de un vino, en general son unánimes en la calificación de todos los vinos. Esto se debe a ciertos criterios a los que prestan atención y que evalúan durante las catas y los concursos. Presentaré, pues, los 4 principales criterios utilizados y para la apreciación de los vinos.

El equilibrio del vino se compone de varias características que deben armonizar en el paladar: azúcares, acidez, alcohol, intensidad aromática y taninos en el caso de los vinos tintos. El azúcar residual puede equilibrarse con la acidez, haciendo que el vino sea más refrescante. El alcohol puede ser menos predominante si hay suficiente intensidad aromática. Si se encuentra con un vino demasiado ácido en el paladar, significa que la intensidad de los aromas no está lo suficientemente concentrada como para contrarrestar la acidez. Una alta concentración de taninos en el vino tinto también puede resultar molesta durante la cata. Por poner un ejemplo concreto, en nuestra tienda tenemos vinos biodinámicos con una graduación alcohólica del 15%, pero que sorprendentemente no se notan en absoluto en la boca porque su intensidad aromática está perfectamente concentrada para mantener el equilibrio aroma-alcohol.

¿Cómo describiría la duración del vino?

La duración de un vino se refiere a cuánto duran las características agradables (o el final) después de haber tragado la última gota (del bocado, no de la botella). Lo medimos en corto, medio y largo. Cuanto más largo sea el final, más positiva será la reacción ante el vino.

¿Cuáles son las 3 clasificaciones del vino?

Según el color, el vino puede dividirse en tres categorías: vino tinto, vino blanco y vino rosado. Esta es también la forma más común de clasificar.

LEER MÁS  Cómo clasificar el vino por su cuerpo

Longitud del vino

Un vino de Chianti (/kiˈænti/, también US: /-ˈɑːn-/, italiano: [ˈkjanti]) es cualquier vino producido en la región de Chianti, en la Toscana central. Históricamente se asociaba a una botella achaparrada encerrada en una cesta de paja, llamada fiasco («petaca»; pl. fiaschi). Sin embargo, el fiasco sólo es utilizado por unos pocos elaboradores de este vino, ya que la mayoría de los Chianti se embotellan ahora en botellas de forma más estándar. A mediados y finales del siglo XIX, el barón Bettino Ricasoli (más tarde Primer Ministro del Reino de Italia) ayudó a establecer la Sangiovese como variedad de uva dominante en la mezcla, creando el modelo de los vinos Chianti actuales[1].

La documentación más antigua de un «vino de Chianti» se remonta al siglo XIV, cuando se sabía que la viticultura florecía en las «montañas de Chianti» alrededor de Florencia. Alrededor de 1250 se formó una liga militar llamada Lega del Chianti (Liga del Chianti) entre los municipios de Castellina, Gaiole y Radda, que daría lugar a que el vino de esta zona adoptara un nombre similar[5] En 1398, el primer registro conocido menciona el Chianti como vino blanco[6], aunque los vinos tintos del Chianti también se mencionaban por la misma época en documentos similares[7]. 7] El primer intento de clasificar el vino de Chianti se produjo en 1427, cuando Florencia elaboró un sistema de tarifas para los vinos de la campiña circundante, incluida una zona denominada «Chianti y toda su provincia» [5]. [5] En 1716, Cosme III de Médicis, Gran Duque de Toscana, promulgó un edicto que establecía que los tres pueblos de la Lega del Chianti (Castellina in Chianti, Gaiole in Chianti y Radda in Chianti), así como el pueblo de Greve y un tramo de 3,2 kilómetros (2 millas) de ladera al norte de Greve, cerca de Spedaluzzo, eran los únicos productores de Chianti oficialmente reconocidos. Esta delimitación existió hasta julio de 1932, cuando el gobierno italiano amplió la zona del Chianti para incluir las zonas periféricas de Barberino Val d’Elsa, Chiocchio, Robbiano, San Casciano in Val di Pesa y Strada. Las ampliaciones posteriores de 1967 harían que la zona del Chianti cubriera un área muy extensa de toda la Toscana central.

LEER MÁS  Cómo clasificar el vino típico de Burdeos

Significado de vino con cuerpo

Ya sea dulce o seco, blanco o tinto, robusto o ligero, el vino requiere procedimientos de servicio precisos para alcanzar todo su potencial de sabor. Dominar el arte de servir y servir el vino y sostener la copa correctamente crea una experiencia positiva tanto para los entusiastas del vino como para quienes lo catan por primera vez. Además de las temperaturas de servicio adecuadas, cada tipo de vino requiere un estilo de copa específico para realzar los aromas, sabores y la experiencia general del vino. Para disfrutar mejor de su colección de vinos, eche un vistazo a los enlaces siguientes para elegir la copa de vino ideal para sus necesidades.

Aunque hay diferentes tipos de copas de vino tinto, tienen algunas características distintas diseñadas para realzar el sabor del vino. Las copas de vino tinto son grandes, con cuencos llenos y redondos y grandes aberturas, que permiten disfrutar del aroma del vino. El cuenco lleno permite el contacto del aire con la superficie del vino para extraer sus complejos aromas y sabores. Además, este diseño aumenta la velocidad de oxidación, lo que suaviza los sabores únicos de los vinos tintos.

Comentarios

PromoAbrir menúInmersiónAprende a catar vinos y desarrolla tu paladarAprende a catar vinos con 4 pasos básicos. Los siguientes consejos de cata de vinos son practicados por sumilleres para refinar su paladar y agudizar su capacidad para recordar vinos. Aunque este método lo utilizan los profesionales, en realidad es bastante sencillo de entender y puede ayudar a cualquiera a mejorar su paladar vinícola.

Compruebe el color, la opacidad y la viscosidad (patas del vino). En realidad no necesitas dedicar más de 5 segundos a este paso. Muchas pistas sobre un vino están enterradas en su apariencia, pero a menos que esté catando a ciegas, la mayoría de las respuestas que esas pistas proporcionan se encontrarán en la botella (es decir, la añada, el ABV y la variedad de uva).

LEER MÁS  Cómo clasificar el vino por su aroma

Cuando empiece a oler el vino, piense de mayor a menor. ¿Hay frutas? Piense primero en categorías amplias, es decir, cítricos, huerta o frutas tropicales en los blancos o, al catar tintos, frutos rojos, azules o negros. Ser demasiado específico o buscar una nota en particular puede llevar a la frustración. A grandes rasgos, se puede dividir la nariz de un vino en tres categorías principales:

Related posts

Cómo clasificar el vino por su complejidad

Ramón

Cómo clasificar el vino por sus taninos

Ramón

Cómo clasificar el vino por su cuerpo

Ramón
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad