Merlot
estabilizacion

Cómo evitar que el vino se vuelva afrutado

Sparkolloid

Basta con consultar algunos libros antiguos de enología o buscar en Internet para darse cuenta de la cantidad de recetas de vino casero que existen. Y muchísimas de ellas son recetas para elaborar vino a partir de frutas y flores. Todas las instrucciones difieren ligeramente según la receta. Sin embargo, los principios suelen ser los mismos.

La siguiente guía general le dará una idea de lo que hay que hacer si le apetece elaborar su propio vino desde cero este año y nunca lo ha hecho antes. Por cierto, si es la primera vez que va a elaborar vino a partir de uvas de su jardín, consulte nuestro artículo al respecto.

La razón por la que los clientes empiezan a hacer vino en casa suele ser el coste. Una vez que haya invertido en el equipo como un kit de inicio (que también está muy bien de precio, los costes de puesta en marcha son bajos), se puede estar disfrutando de vino por muy poco. Sobre todo si lo haces a partir de productos forrajeros, que son gratis.

Lo bueno de hacer vino desde cero es que un lote nunca suele salir exactamente igual que el anterior, aunque creas que has seguido la receta al pie de la letra. Quizá se deba a que la cantidad de azúcar de la fruta varía ligeramente, o quizá a la temperatura en el momento de elaborarlo. O puede que las levaduras naturales se comporten de forma ligeramente diferente. Sea cual sea el motivo, elaborar su propio vino es un pasatiempo agradable y satisfactorio. Además, lleva menos tiempo del que se piensa. ¿Qué hay que hacer?

LEER MÁS  Cómo estabilizar el vino típico de Champagne

Receta de vino casero

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen los alumnos de mis clases de Introducción al Vino es sobre el vino malo. La gente quiere saber por qué se estropea el vino, cómo se sabe si un vino se ha estropeado y si se puede hacer algo para evitarlo.

Hay muchas razones por las que un vino puede estropearse. Un mal embotellado, la contaminación microbiana y los problemas de almacenamiento son sólo el principio. Cada uno de estos problemas presenta signos específicos, lo que facilita la distinción entre un vino que se ha echado a perder y otro que simplemente no es de su gusto.

Una de las razones habituales por las que el vino se estropea es que, una vez abierto, nadie lo bebió con la suficiente rapidez. (Esto no suele ser un problema en mi casa, créame). Esto se debe a que, en el momento en que se saca el corcho de una botella, el vino empieza a experimentar potentes cambios químicos. Entra oxígeno y el dióxido de azufre, que se añade a casi todos los vinos como conservante, se disuelve en el aire.

En dosis limitadas en el tiempo, la exposición al oxígeno puede hacer que un vino sepa más armonioso y expresivo, subiendo el volumen de sus sabores y suavizándolos. Pero el reloj corre: en tan sólo dos días, la oxidación puede estropear un vino y, muy pronto, este proceso lo convertirá en vinagre. Primero desaparecen los aromas afrutados, luego sus sabores se vuelven apagados y planos, con un borde agudo o amargo, y el color cambia. Los vinos blancos se oscurecen y se vuelven parduscos; los tintos se vuelven más claros y marrones. Pronto, un vino que antes olía a manzanas o cerezas puede oler a vinagre o sidra.

LEER MÁS  Cómo estabilizar el vino casero

Problemas con el vino casero

Antes de volver a endulzar un vino, es importante esperar a que haya terminado la fermentación. También es importante que el vino tenga tiempo suficiente para asentar toda la levadura. La mayoría de las veces, la levadura no ha tenido tiempo de hacerlo cuando se realiza el segundo trasiego. Por lo tanto, normalmente no querrá volver a endulzar su vino justo después de la fermentación.

En realidad, el mejor momento para endulzar un vino es justo antes de embotellarlo.  Esto da tiempo suficiente para que el vino se aclare. No hay ninguna ventaja en endulzar el vino antes de este momento, sólo la posibilidad de que surjan problemas.

La turbidez en un vino suele indicar que todavía tiene un exceso de levadura vínica. La levadura de vino es tan fina como la harina y se asienta más lentamente, por lo que es lo último que se suspende en el vino. Es muy difícil estabilizar un vino que todavía tiene levaduras de vino residuales flotando por todo el vino.

El estabilizador del vino, sorbato potásico, es lo que hay que utilizar para estabilizar un vino cuando se vuelve a endulzar. Aunque también se debe utilizar un sulfito como el metabisulfito sódico o pastillas de Campden, todo esto no es suficiente para estabilizar completamente el vino si todavía hay demasiada levadura residual en el vino.

Cómo estabilizar el vino de forma natural

Gracias por su boletín mensual sobre la elaboración del vino.  Me resulta muy informativo y útil para la elaboración del vino.    Tengo una pregunta: «¿Cómo puedo mantener el sabor a fruta en mi vino? Al final tengo alrededor de 13% de alcohol, pero pierdo el sabor a fruta. ¿Podría ayudarme?

LEER MÁS  Cómo evitar la fermentación secundaria en el vino

Obviamente, la cantidad de fruta que utilice en una receta de vino afectará al sabor afrutado del vino. Cuanta más fruta haya en la receta, más afrutado será el vino, pero hay límites.

Utilizar demasiada fruta para aumentar el sabor afrutado del vino puede dar lugar a un vino agrio o ácido. Esto se debe al exceso de ácido de la fruta. También puede crear un vino que tarde mucho tiempo en envejecer completamente. Por lo tanto, una receta de vino tiene un límite de afrutado.

Una forma de maximizar la cantidad de fruta sin que el vino resulte demasiado ácido es utilizar un kit de análisis de acidez. Esto le permitirá controlar la cantidad de ácido que contiene el vino. Las instrucciones que vienen con el kit le indicarán el rango al que debe aspirar.

Related posts

Cómo hacer que el vino tenga menos sedimento

Ramón

Cómo hacer que el vino tenga menos sabor a barrica

Ramón

Cómo evitar la fermentación secundaria en el vino

Ramón
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad